jueves, 15 de enero de 2009

ETA y las torturas

Es de sobra conocido que los etarras tienen órdenes de denunciar supuestas torturas por parte de la Guardia Civil o la Policía Nacional en caso de ser detenidos. El caso más conocido de los últimos años quizás sea el de Igor Portu y Mattin Sarasola (hermano del ahora 'número 3' de ETA, Andoni -consulta aquí su fotografía-). Entonces, los dos terroristas presentaron imáganes de supuestas agresiones a cargo de los agentes encargados de su custodia -puede verlas aquí-.


Ahora le ha tocado el turno a un clásico de la izquierda 'abertzale'. Me cuentan que Joseba Permach, al que se le llenaba la boca pidiendo la libertad de Euskadi, dice que le dieron un puñetazo delante de unos ertzainas, y que además le insultaron y humillaron.

El caso es que la banda suele tiene un manual estudiado y aprendido para denunicar estas torturas. La consigna es "no os importe ser pesados". Estas son las órdenes que reciben:

-- Fijarse en las descripciones físicas de l@s txakurras (como llaman a los agentes), eso ya aporta veracidad a la denuncia posterior.

-- Recibir golpes desde el mismo momento de la detención, y sólo por ser de Euskal Herria. Si la detención se produce en la calle y es normal, dejar los golpes para la entrada en comisaría o en el vehículo policial. Pero en este caso gritar como si os mataran, gritar también el nombre, y forcejear lo que podáis. Luego ya sacaremos testigos.

-- Fijarse en la descripción de las dependencias policiales, igual que antes, es aportar datos reales de la denuncia.

-- Según como se desarrolle la detención (tiempo, lugar, violencia) intentar conseguir que se produzcan efectos que se puedan utilizar para aumentar y concienciar al pueblo, por ejemplo: que se sangre abundantemente, aunque sea por la nariz, ingreso en clínicas y hospitales, que resulten herid@s ancian@s o niñ@s... todo esto facilita la tarea posterior de medios de comunicación, abogad@s, kale borroka...

-- Denunciar a cuant@s más txakurras podáis, aquí la imaginación no tiene límites y podéis desarrollarla sin miedo, nunca os van a represaliar por una denuncia falsa; aunque no se pueda comprobar ya habremos conseguido parte de lo que pretendemos, y sin coste alguno.

-- Hablar de interrogatorios, golpes, bolsa, bañera, potro, tortura psicológica... leer bien el resto de documentos que tenéis, todos son necesarios y complementarios.

-- Intentar involucrar en la denuncia a algún político, tiene mucha mas repercusión y crecen las contradicciones entre partidos.

-- Negar siempre vuestros marrones y achacárselos a trampas de los txakurras (en caso de aparecer armas, documentos, cantadas de militantes...). Podíamos seguir pero aquí tenéis lo más importante, el resto lo dejamos a vuestra imaginación aunque no olvidéis pasarnos las ideas.

miércoles, 14 de enero de 2009

1.000 muertos, que se dice pronto


En primer lugar, Feliz 2009. Me encuentro con una cifra escalofriante: tras 19 días de guerra en la Franja de Gaza, la 'operación Plomo Sólido' se ha cobrado ya la vida de, al menos, 1.000 personas, según ha indicado el jefe de los servicios de Urgencia de Gaza.

1.000 muertos en menos de tres semanas. Más de cinco 'once-emes' juntos. Los pelos, a uno, se le ponen de punta.

Viene al caso una teoría publicada el pasado sábado en el diario Público -valga la redundancia-, dirigido por entonces por el destituido Ignacio Escolar. Es la 'Ley de Godwin': “A medida que una discusión se alarga, la probabilidad de que aparezca una comparación en la que se mencione a Hitler o a los nazis tiende a uno”.

Conclusión: mientras el mundo se divide entre por israelías y pro palestinos, cientos de personas mueren en el campo de batalla de una manera cruel e injustificada. No valen escusas, señores. Ninguna guerra, en pleno siglo XXI, está justificada.

Ni me vale la justificación de Israel: "es que nos lanzan cohetes". Ni me vale la justificación de Hamás: "es que nos quieren invadir".

Y para terminar, una palabras del presidente electo, Obama en Sderot, ciudad israelí a un kilómetro del muro de Gaza. “Si alguien lanzara cohetes a mi casa, donde mis hijas duermen, haría todo lo que pudiese para detenerlo”.

¿Y si alguien lanzara misiles a su casa, donde duermen sus hijas, señor Obama?

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Homenaje a Bea

Así se llama la tribuna de hoy de El Confidencial Digital. Mi amigo Juan Carlos ha hecho mención en 'su' blog.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Cómo acabar con ETA

Ojala me equivoque, pero no veo a la banda dejando las armas y marchándose a hacer política. No lo veo.

Hubo un tiempo no muy lejano en el que ETA no mataba. Todo se concretaba buenas palabras. A Jesús Eguiguren se le conocía como ‘el negociador’ y a Arnaldo Otegi como ‘hombre de paz’ que lucía una piel de cordero. Nadie pensaba entonces que la banda terrorista, la misma que había asesinado y roto vidas y familias por doquier, pasase de la noche a la mañana del afán de matar al deseo de negociar una salida a ‘su conflicto’.

Muchos se lo creyeron. Y se reunieron con los terroristas. Hablaron de todo y de nada. El presidente del Gobierno se atrevió a decir, por aquel entonces: “Dentro de un año estaremos mejor que hoy”. Corría la Navidad de 2006. Pocas horas más tarde, los asesinos volaron la Terminal 4 de Barajas con una furgoneta cargada de explosivos. Resultado: dos muertos.

Tuvieron que pasar seis meses más para que ETA anunciara una ruptura de su ‘alto el fuego’ que ya se había producido en el asesinato del aeropuerto. De pronto, el Gobierno cambió de discurso, y los que antes eran ‘negociadores’ de la izquierda ‘abertzale’ se convirtieron en etarras. ¡Qué variación! Es como si, salvando las distancias, Garzón pasara de adalid de la exhumación de fosas franquistas a convertirse en el defensor de los represaliados por la República y anunciara que va a sentar en el banquillo a Carrillo.

Dos años después de la ruptura de la tregua, pensaba que las aguas habían vuelto a su cauce. Es decir, que los terroristas son asesinos, que su único destino es la cárcel y que toda la contundencia de la ley caería sobre ellos. No obstante, dos hechos ocurridos hace pocos días han hecho saltar mis alarmas.

Por un lado, Eguiguren ha presentado su nuevo libro ‘El arreglo vasco’. El presidente del PSE ha reconocido abiertamente (así, sin tapujos), y en varias ocasiones, que el proceso de paz “mereció la pena” y que su partido no renuncia a lograr “un acuerdo intermedio” como solución, “si algún día fuera posible”.

Me gustaría preguntar a Eguiguren qué opina de los asesinatos a sangre fría de Isaías Carrasco, de los dos Guardias Civiles en Capbreton, o de Luis Conde. ¿Tan ajenas le tocan estas muertes? ¿Qué le viene al corazón cuando los asesinos, con los que él se ha sentado, disparan contra un ciudadano por el único hecho de militar en un partido político o de ganarse la vida al servicio de la Guardia Civil o del Ejército? Me asalta la duda de qué debe sentir Eguiguren en esos momentos.

El segundo de estos hechos que quiero desvelar aquí, me preocupa más. Escenario: sede de Interior. Momento: rueda de prensa de hace dos martes en la que el ministro explicó las detenciones de cuatro miembros del ‘comando Nafarroa’. Protagonista: un trabajador del Ministerio, con información privilegiada. Sus palabras: “Estamos presenciando los últimos coletazos de ETA”.

Y me pregunto en qué se basará este supuesto ‘gurú’ para afirmarlo. Pero me provoca escalofríos. Con ETA sólo cabe una salida: dejar las armas. No son factibles las negociaciones, los acuerdos o las salidas intermedias. Es una obviedad que se repite en tertulias y congresos, pero quienes nos dirigen la olvidan a menudo. Y eso preocupa.

Ojala me equivoque, pero no veo a la banda dejando las armas y poniéndose a hacer política democrática. No lo veo. La base social con la que cuentan es aún potente y numerosa. Esos apoyos parecen hacer imposible un fin terrorista a medio plazo.

Mientras, sólo nos queda una opción: el trabajo de las Fuerzas de Seguridad, el Estado de Derecho y la unidad de todos. Y un consejo a estos presuntos teóricos del terrorismo etarra: ‘en boca cerrada no entran moscas’.

Publicado en El Confidencial Digital el 5 de noviembre de 2008.

miércoles, 29 de octubre de 2008

La reportera más dicharachera

Aquí os dejo un vídeo de la corresponsal de ECD en Washington en su periplo por USA:

video

martes, 28 de octubre de 2008

El PP, con los jóvenes

¡Bravo por esta iniciativa!

jueves, 23 de octubre de 2008

Al César lo que es del César

Existe una máxima en la profesión periodística de citar al compañero o compañera que se te adelanta y publica una información. Muchos lo llaman 'Al César lo que es del César', es decir, no te atribuyas como propio lo que otros ya han trabajado y han descubierto antes que tú.


Los que os dedicáis a esto del periodismo me entendereis perfectamente.

Quiero pensar que, en el caso que os voy a poner a continuación, el 'colega' no consultó ayer ECD y no pudó ver que lo que él publicaba a tres columnas en El Mundo, ya había sido publicado 'el confi':



Algo parecido ocurrió el 15 de enero de este año con J. M. Zuloaga en La Razón. Podeís recordarlo aquí.

miércoles, 22 de octubre de 2008

El Calderón sí tiene pancartas nazis

Los hinchas radicales del Atlético de Madrid exhibieron una pancarta de homenaje al fallecido líder de la extrema derecha austriaca, Jörg Haider. ¡La que se organizó la semana pasada! El fútbol español pidió clemencia para el Atleti. Incluso la clase política llegó a intervenir. ‘El niño Torres’ se iba a perder su retorno al Calderón con el Liverpool y el presidente del Gobierno tuvo que intervenir ante el mismísimo Michel Platini.

La UEFA argumentaba que la decisión de clausurar por tres partidos el estadio Vicente Calderón se debía a supuestos gritos racitas y otras lindezas contra futbolistas y aficionados del Olimpique de Marsella. El club colchonero se defendió y su presidente, el productor Enrique Cerezo, se recorrió todos los programas deportivos explicando la absurda decisión de clausurar el campo.
Los hinchas rojiblancos no gritaban ‘Uh, uh, uh’, reproduciendo los sonidos guturales que algunos suelen dedicar a futbolistas de color (véase Samuel Eto’o), sino que gritaban ‘Kun, Kun, Kun’, refiriéndose al nuevo ídolo.

Entonces salió el Atlético de Madrid a acusar al Marsella de que los racistas son sus hinchas y quienes lucían simbología nazi en sus pancartas. Una confusión de realización (confió en que haya sido eso, aunque los hechos me hacen sospechar, porque los realizadores de los informativos siempre se confunden con Rajoy) estuvo a punto de protagonizar una crisis política.

Polémicas aparte, quiero llamar la atención sobre un hecho que preocupa: la violencia en el deporte, principalmente en los campos de fútbol. Si el Real Madrid guarda en un local del Santiago Bernabeu las pancartas y simbología que lucen los Ultra Sur en cada partido, los hinchas del Atlético de Madrid, los conocidos como ‘Frente Atlético’ son, hay que decirlo, racistas, xenófobos y violentos.

Quienes presenciamos el pasado sábado el 'derby' contra el Real Madrid pudimos comprobar esta verdad y que Cerezo trató de esconder hace unos días por las tertulias. Los mismos hinchas del Atlético que asesinaron al seguidor de la Real Sociedad, Aitor Zabaleta, mostraron en un momento del partido una pancarta en recuerdo al líder de la extrema derecha austriaca, fallecido en accidente de tráfico hace unos días.

‘Jörg Haider DEP’, se podía leer mientras los Van Nistelrooy o Perea disputaban el partido. El líder austriaco, que se oponía a los inmigrantes, llegó a asegurar que las SS fueron “parte del ejército alemán a quienes debían rendirse honores”. Incluso alabó las ‘políticas de empleo’ del nazismo y comparó el holocausto con la expulsión de alemanes de Checoslovaquia tras de la Segunda Guerra Mundial.

Al igual que los medios de comunicación publican fotos con las pancartas que los hinchas del Athletic de Bilbao, de la Real Sociedad o del Alavés exhiben en sus estadios en favor de los presos de ETA, es necesario que la opinión pública conozca el cartel que el Calderón pudo ver el pasado sábado y que está circulando por Internet.

[Publicado en El Confidencial Digital el 22 de octubre de 2008]

lunes, 20 de octubre de 2008

He presentado 'Un ministro en mi nevera', de Itxu Díaz


El pasado viernes participé en la presentación del nuevo libro de Itxu Díaz (el tercero), 'Un ministro en mi nevera'. Este acto me ha dado fuerzas para retomar este 'semiabandonado' blog sobre periodismo y sobre mí.

Hablamos, sobre todo, de periodismo y de política. Compartiendo micrófono (la tertulia fue grabada y será emitida por City FM) estábamos Juan Antonio Tirado, que dirige y presenta 'Tirado en la City'; el propio autor del libro; José Antonio Fúster, ex director de la revista Chesterton y colaborador de 'La Linterna' de César Vidal; Carmelo Jordá, redactor jefe de Libertad Digital; Juan Herrero, columnista de Popes80.com; y servidor, a la sazón, Jefe de Información de El Confidencial Digital.

Me llamaron la atención dos cosas, por encima de todo los que se habló allí:

-- El escaso nivel del que goza nuestra clase política: se recordó que la mayor parte de nuestros representantes jamás había pasado por la empresa privada y que, por eso, no conocía cúales era los problemas reales de los ciudadanos.

-- La independecia, poder y futuro de los medios de comunicación en Internet.

Recomiendo encarecidamente 'Un ministro en mi nevera', la criatura por la que nos encontramos el viernes este grupo de 'colegas' y amigos en la fea tarde-noche madrileña. Itxu ha sabido interpretar la política actual desde un punto de vista satírico. Es un ejemplar único en el mercado literario actual. De fáctil lectura y, lo que es más importante, de total actualidad. De imprescindible lectura para todo político, sino quiere caer en la mediocridad del gremio.

Enlace a la crónica de la presentación (con fotos incluídas).

Enlace al blog de Carmelo Jordá en el que cuenta sus impresiones.

¡Gracias Itxu!

miércoles, 28 de mayo de 2008

El drama de Irak


Fotografía de una soldado que regresa de Irak.